Juncos es una ciudad donde se respira y se promueve el respeto y la compasión hacia el prójimo. Como monumento a la noble naturaleza de nuestra gente se erigió el Paseo Fraternidad.

 

Los escalones de su estructura simbolizan los pasos que necesitamos recorrer para alcanzar la fraternidad y sus arcos, enreflexiva actitud cristiana invitan a mantener la unión de nuestras familias comunidades. 

Complementa esta obra el Cristo de la Fraternidad en representación de la humildad de los junqueños y la Virgen María simbolizando la entrega y devoción de la madre puertorriqueña que igualmente se comunica a través de la estampa de la lavandera junqueña.